Ingreso Pasivo
Ingreso pasivo: Qué es y por qué mola tanto

Escrito por Antonio Cabello Martínez | Emprendimiento | 1 Comentarios

Para definir qué es un ingreso pasivo antes me gustaría definir y diferenciar de lo que es un ingreso activo.

Un ingreso activo es el dinero que llega a tus manos al hacer un trabajo por el. Cuando recibes tu nomina, o cobras por arreglarle el PC al al vecino recibes un dinero a cambio por tu tiempo.

Un ingreso pasivo es la pasta que te llega mientras estas colgado de una cuerda a 2000 metros de altitud escalando El Capitán en Yosemite, Japon. Es decir, el ingreso pasivo llega a tu poder sin que estés haciendo absolutamente nada a cambio del placer de recibirlo.

La mayor parte de las personas que tu y yo conocemos reciben sus ingresos de esa forma, y el gran problema es que si no intercambias tu tiempo, tu vida, en contraprestación, estos no estarán disponibles para ti. Esta forma de ganar dinero es percibida por la mayor parte de la sociedad como la forma más segura de ganar dinero. Ya te adelanto que no comparto esa opinión.

Para conseguir un ingreso activo necesitas trabajar gastando tu tiempo en ello. Para conseguir un ingreso pasivo necesitas trabajar duro para crear un sistema. Ambas opciones tienen sus pros y sus contras, trabajar por cuenta ajena por ejemplo te garantiza un sueldo a final del mes trabajado mientras dure el contrato con tu empleador; mientras que trabajar en un sistema que pueda reportarte un ingreso pasivo, no tiene la garantía de producirse al final de mes, pero si lo haces medianamente bien, te reportará ingresos mientras no trabajas.

Esto me recuerda mucho el cuento de la cigarra y la hormiga. Mientras la cigarra prefiere no recopilar comida para cuando llegue el invierno, la hormiga recoge grandes cantidades de víveres.

Yo te recomiendo que seas las dos. Así tendrás recursos abundantes y una vida plena.

 


Comentarios